Libro Mientras el Tiempo

Lanzamiento oficial: miércoles 20 de febrero de 2019

Ordena una copia

book icon

La historia

Mientras El Tiempo Se Detenga es una fantasía histórica ubicada en la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala en el año 1773, el mismo en que se produjo el fatídico terremoto que destruyó la mayor parte de la ciudad. Se desarrolla tras los acontecimientos que el joven relojero Gregorio Del Cid desató accidentalmente, cuando descubre un extraño poder en el reloj que se le recomendó instalar en el puente que une los dos extremos del complejo de Santa Catalina. Hoy, a ese puente se le conoce como el Arco de Santa Catalina, y es visitado por cientos de miles de personas todos los años.

¿Por qué da la impresión que el tiempo se ha detenido en la Antigua Guatemala? ¿Por qué se siente un aire misterioso, pero a la vez romántico, en la vieja ciudad? ¿Qué se esconde detrás de esos extraños pasadizos, puertas y escaleras que a primera vista no van a dar a ningún lado? ¿Qué historia quieren contar esas imponentes ruinas que aparentemente se sientan en silencio sobre la ciudad?

Te fascinará lo mucho que tu imaginación te puede decir sobre esta encantadora ciudad, que a pesar de su singular belleza, sufre la amenaza de olvidar sus viejas raíces que la convirtieron en un popular destino turístico. Prepárate a darle vida a un romántico relato que logra difuminar la línea que separa la fantasía de la realidad.

book reader icon

Contenido Gratis

Obtén en formato electrónico, completamente gratis, las primeras páginas del libro Mientras El Tiempo Se Detenga: El prólogo y el Capítulo 1: El Reloj.

Solamente suscríbete a mi newsletter llenando en los campos de abajo tu nombre y tu email, y obtén un correo con contenido suplementario, noticias y promociones cada quincena.

Nunca compartiré tu email
Foto R Morales

El Autor

Rolando Morales Durán no es un escritor. Es un donsito en sus 40s que salió con esta idea del puro aire porque se duerme tarde y pues, en una de esas, se le ocurrió. Pero más que nada, le dio vida porque vive en la Antigua y porque conoce a ilustres antigüeños fascinantes que cuentan sus propias historias y están convencidos de que puros rumores fueron realidad. Fue puliendo la idea mientras hacía bicicleta, en el eterno intento de bajar de peso. Fuera de esto sólo ha hecho un par de poemas a nivel personal, ustedes saben: sus hijos, su esposa, y así.

No es un ‘influencer’ sino un usuario casual de las redes. No es dibujante pero ha caricaturizado unos cuantos personajes. No es pintor pero se las puede. No es programador pero ha publicado apps en el App Store. Aunque es diseñador gráfico prefiere hacer animaciones y páginas web. Definitivamente hay más, pero a estas alturas piensa que es un tanto presuntuoso seguir escribiendo de sí mismo en tercera persona.